Radio On line

El Lonko Mapuche Ariel Epulef respondió a la carta de Gustavo Fernández Capiet

El debate se originó luego de que el reconocido hotelero local manifestara públicamente su desacuerdo con el pedido de la Comunidad de declarar como “Lugar Sagrado” al Volcán Lanín.
El Lonko Mapuche Ariel Epulef respondió a la carta de Gustavo Fernández Capiet. El debate se originó luego de que el reconocido hotelero local manifestara su desacuerdo con el pedido de la Comunidad de declarar como “Lugar Sagrado” al Volcán Lanín.

Epulef manifestó, mediante un comunicado, que la Comunidad se vio en la necesidad de contestar, “porque consideramos importante aclarar algunos temas que evidentemente el Sr. Capiet desconoce, más allá de su racismo y negacionismo manifiestos”.

La respuesta de Epulef, dice lo siguiente:

“Sr. Capiet:

En primer lugar, lo que “esta comunidad originaria quiere”, no es “tomar más espacio público para uso propio”, sino recuperar el espacio que por derecho le pertenece.

Si en lo personal ud. cree que “le correspondería a los Tehuelches” le sugerimos que se remita a la documentación del Ejército, que la hay de fácil acceso y en abundancia, para no repetir discursos ya perimidos acerca de quiénes habitaban estos territorios cuando llegó la mal llamada “Conquista del desierto” y consulte además las copiosas investigaciones arqueológicas y antropológicas que corroboran la presencia Mapuche desde hace más de 800 años y niegan que en este territorio haya habido alguna vez Tehuelches. Lamentamos que a esta altura aún no se haya enterado. Nunca es tarde…

Con respecto a su parecer acerca de que en la cultura mapuche “está la del no trabajo y no esfuerzo” su apreciación es insultante además de racista. Como en toda sociedad, hay gente que trabaja y otra que no, gente que roba y gente honesta, pero las generalizaciones que hace acerca de la cultura mapuche son graves. Evidentemente ud. tiene un serio problema, por lo menos de ignorancia acerca de lo que es una cultura en general, y de lo que es la cultura mapuche en particular.

Sepa además, que el Pueblo Mapuche, en este caso la Comunidad Curruhuinca históricamente fue un Pueblo que se dedicó a autoabastecerse y a abastecer a las poblaciones cercanas a partir de su producción agrícola ganadera hasta que los despojaron de sus territorios y los subsumieron en mano de obra barata para el progreso de los primeros pobladores, deuda que el Estado debe reparar.

Cuando habla de “miles de hectáreas improductivas”, nos gustaría saber si a los estancieros privados a lo largo y a lo ancho de la provincia del Neuquén, dentro y fuera del Parque Nacional Lanín, que tienen más de miles de hectáreas, a ud. se le ocurre darle su opinión acerca de si son o no productivas, desde su punto de vista.

Que los territorios sean comunitarios, no significa que sean espacios públicos. En este punto le recomendaríamos una vez más que se asesore antes de opinar. Las Comunidades tienen título de propiedad comunitaria y que no alambren o pongan tranqueras por una cuestión de cosmovisión (para nosotros el territorio es uno e indivisible), no quiere decir que no sea propiedad privada-comunitaria. Y no es “una opinión” sino un derecho conforme lo sostiene el artículo 14 del Convenio 169 de la OIT (Ley 24.071/92 – promulgada en el año 1992 y ratificada en el año 2000 – República Argentina):

Artículo 14

1. Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan. Además, en los casos apropiados, deberán tomarse medidas para salvaguardar el derecho de los pueblos interesados a utilizar tierras que no estén exclusivamente ocupadas por ellos, pero a las que hayan tenido tradicionalmente acceso para sus actividades tradicionales y de subsistencia.

2. Los gobiernos deberán tomar las medidas que sean necesarias para determinar las tierras que los pueblos interesados ocupan tradicionalmente y garantizar la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión.

3. Deberán instituirse procedimientos adecuados en el marco del sistema jurídico nacional para solucionar las reivindicaciones de tierras formuladas por los pueblos interesados.

Cuando ud. va a un coto de caza o pretende ir a pescar a una estancia privada, debe pagar para ingresar. Le cobran por entrar a una propiedad privada. De más está decir que no son monedas las que hay que pagar. Y como es de público conocimiento, no existe el libre acceso a las costas de lagos y ríos que se encuentran dentro de las estancias. La Comunidad Curruhuinca cobra por entrar a nuestra propiedad privada-comunitaria. Le guste o no esto es así. Trate de consultar con algún abogado así deja de comentar y difundir conceptos erróneos.

Artículo 18

La ley deberá prever sanciones apropiadas contra toda intrusión no autorizada en las tierras de los pueblos interesados o todo uso no autorizado de las mismas por personas ajenas a ellos, y los gobiernos deberán tomar medidas para impedir tales infracciones.

Los caminos/rutas que llevan a estancias privadas, también los/las mantienen la provincia pero eso está bien para ud., no le molesta.

Nos dirá entonces que nosotros no pagamos impuestos. ¿Sabe por qué? Porque el Estado Argentino, si respetara el derecho constitucional y los Tratados Internacionales, debería restituir y/o indemnizar al Pueblo Mapuche por los territorios que les fueron usurpados. Mal se le puede cobrar impuestos a quienes son los dueños del territorio si no se los ha indemnizado o no han sido restituidos como mandata la ley. Y cabe aclarar en este punto que podrá gustarle o no pero es lo que sostiene el Convenio 169 de la OIT:

Artículo 16

1. A reserva de lo dispuesto en los párrafos siguientes de este artículo, los pueblos interesados no deberán ser trasladados de las tierras que ocupan.

2. Cuando excepcionalmente el traslado y la reubicación de esos pueblos se consideren necesarios, sólo deberán efectuarse con su consentimiento, dado libremente y con pleno conocimiento de causa. Cuando no pueda obtenerse su consentimiento, el traslado y la reubicación sólo deberán tener lugar al término de procedimientos adecuados establecidos por la legislación nacional, incluidas encuestas públicas, cuando haya lugar, en que los pueblos interesados tengan la posibilidad de estar efectivamente representados.

3. Siempre que sea posible, estos pueblos deberán tener el derecho de regresar a sus tierras tradicionales en cuanto dejen de existir la causa que motivaron su traslado y reubicación.

4. Cuando el retorno no sea posible, tal como se determine por acuerdo o, en ausencia de tales acuerdos, por medio de procedimientos adecuados, dichos pueblos deberán recibir, en todos los casos posibles, tierras cuya calidad y cuyo estatuto jurídico sean por lo menos iguales a los de las tierras que ocupaban anteriormente, y que les permitan subvenir a sus necesidades y garantizar su desarrollo futuro. Cuando los pueblos interesados prefieran recibir una indemnización en dinero o en especie, deberá concedérseles dicha indemnización con las garantías apropiadas.

5. Deberá indemnizarse plenamente a las personas trasladadas y reubicadas por cualquier pérdida o daño que hayan sufrido como consecuencia de su desplazamiento.

De hecho, el lugar donde está su hotel pertenecía a las chacras de Bartolomé Curruhuinca, territorio “dudosamente” adquirido.

La mugre que puede encontrar en territorio mapuche no la generan los mapuche sino el turismo y la gente de San Martín de los Andes que transita los territorios de la Comunidades o sea, gente como ud.

Los eventos que se realizan en territorio mapuche, por supuesto que se cobran porque están usando nuestro territorio y lucran con los mismos. Nadie obliga a los organizadores a pasar por dichos territorios. Podrían hacerlos en alguna estancia privada si les permitieran el acceso. Es un acuerdo de partes, Sr. Capiet; no una imposición. Los organizadores tienen la opción de elegir el recorrido y las Comunidades de permitir y cobrar o de no permitir. De hecho, aquellos eventos que se realizan sin fines de lucro, no se cobran. Debería estar más informado antes de opinar…

También está mal informado acerca de quiénes son los dueños de los recursos en territorio mapuche. Pero esto no lo decimos nosotros Sr. Capiet, sino los derechos que nos amparan a partir de los Tratados Internacionales, con jerarquía constitucional. Nuevamente le sugerimos que se informe antes de verter tan descaradamente una opinión.

Artículo 15

1. Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de esos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos.

¿Le molesta a ud. que haya habido una manifestación contra la deforestación en Villa La Angostura porque se tiraron 50 lengas, sostenida por 10/15 mapuche? Pero no le importa el impacto ambiental que generan 28.000 espectadores en el territorio, total eso genera plata. Que esté en recuperación territorio mapuche no significa que han sido los mapuche quienes han deforestado.

Con respecto al canon por Chapelko, le informamos que lo que se concesionó es el Centro Invernal, no todo el Cerro, que no es un dato menor. Ud. está muy desinformado. Ahora bien, que la Provincia haya concesionado dudosamente el Cerro Chapelko no le importa, Sr. Capiet. Sin embargo le molesta que hayamos, en su momento, puesto trabas para que se utilizara el reservorio de agua para insumo de los cañones de nieve. Lo que ud. no sabe Sr. Capiet es que el consumo excesivo de agua para generar nieve deja sin agua a nuestros pobladores asentados al pie del Pillan Mawiza Chapelko, pero fundamentalmente la generación artificial de nieve atenta contra nuestra cosmovisión. Si hubiera estado en nuestras manos la decisión hubiéramos prohibido el uso de cañones de nieve.

Inferimos que “el negocio de dudosa legitimidad” en la base del Cerro Chapelko al que se refiere, son las rukas en donde funcionan los rentals. Hasta aquí continúan funcionando porque la Provincia y la Empresa no ha podido demostrar “la dudosa legitimidad” a la que ud. se refiere. Lo invitamos a informarse sobre este tema con la seriedad que se merece antes de verter una opinión con tanta liviandad.

El camión y la máquina retroexcavadora, se obtuvieron con recursos propios de la Comunidad. No queda claro en su carta cuál es el problema. Con respecto a los teléfonos, herramientas y a los etc. sería interesante que chequeara su fuente de información porque son datos erróneos.

Gravísima es su aseveración: “Les tuvieron que hacer los balances con dudosos números, pusieron toda personas jurídicas a tratar de salvarles la personería, para que pudieran hacer asambleas”. Aquí entra ud. ¿ingenuamente? en un tema oscuro, donde después de una persecución política y judicial, que llevó a una exhaustiva y minuciosa investigación por parte de la Fiscalía de San Martín de los Andes no se encontraron pruebas acerca de la denuncia vertida contra el Longko y su Comisión Directiva sobre administración fraudulenta, dado que los balances estaban perfectamente confeccionados. Lo invitamos a ver la causa donde todos fueron sobreseídos (MPFJU LEG 16347 2015) siendo la propia Fiscalía quien pidió el sobreseimiento. Sería prudente de su parte, Sr. Capiet ser más cuidadoso al momento de hacer este tipo de comentarios, ya que está sembrando un manto de sospecha falaz y malintencionado.

En lo que respecta al Barrio Intercultural, es lamentable y poco serio que se maneje con “rumores”…

Aclarados los puntos anteriores, amerita entrar de lleno en el tema del Volcán Lanín. Evidentemente, como empresario, ud. vive del marketing y dudamos que valga la pena darle alguna explicación que supere el 2 + 2= 4.

Sin embargo, y en función de que ha hecho públicas sus apreciaciones, consideramos que es válida la fundamentación para el resto de la comunidad de San Martín de los Andes:

El Volcán Lanín para el Pueblo Mapuche fue, es y será un sitio sagrado. Esto implica que como tal, debe ser respetado, protegido y cuidado como corresponde. Su frase, Sr. Capiet, “y desde el mkt diría que aquel que no subió la montaña sagrada en algún momento no se irá al cielo”, no sólo es una falta de respeto, sino que raya en la burla hacia nuestras creencias y nuestra cosmovisión. Para que nos entienda el nivel de ofensa en el que ha incurrido ud., el uso y abuso que le están dando a nuestro Pillán Mawiza es como si a nosotros se nos ocurriera hacer un Guillipun dentro de un templo de cualquier religión.

Sé que le cuesta entenderlo pero es así. Y tampoco pasa por una ocurrencia nuestra este reclamo sino que se funda, una vez más, en derecho (Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos indígenas, 13/09/2007):

Artículo 11
1. Los pueblos indígenas tienen derecho a practicar y revitalizar sus tradiciones y costumbres culturales. Ello incluye el derecho a mantener, proteger y desarrollar las manifestaciones pasadas, presentes y futuras de sus culturas, como lugares arqueológicos e históricos, utensilios, diseños, ceremonias, tecnologías, artes visuales e interpretativas y literaturas.
2. Los Estados proporcionarán reparación por medio de mecanismos eficaces, que podrán incluir la restitución, establecidos conjuntamente con los pueblos indígenas, respecto de los bienes culturales, intelectuales, religiosos y espirituales de que hayan sido privados sin su consentimiento libre, previo e informado o en violación de sus leyes, tradiciones y costumbres.

Artículo 12
1. Los pueblos indígenas tienen derecho a manifestar, practicar, desarrollar y enseñar sus tradiciones, costumbres y ceremonias espirituales y religiosas; a mantener y proteger sus lugares religiosos y culturales y a acceder a ellos privadamente; a utilizar y controlar sus objetos de culto, y a obtener la repatriación de sus restos humanos.

Por lo anteriormente expuesto, Sr. Capiet, si a ud. todas estas cosas le “rebalsaron el vaso (por no decir otra cosa)” acordamos en “que estamos en un punto de inflexión que debemos tomar con mucha responsabilidad, cada uno desde su lugar”.

Evidentemente ud. es un irresponsable.

Atte.:

Ariel Epulef

Longko Comunidad Curruhuinca”

Deja un comentario