Radio On line

Consenso e internas no son contradictorios

En el tercer gran espacio político electoral que vamos construyendo frente a Macri y Cristina, hay un debate respecto de si debe haber internas para elegir nuestro candidato presidencial de octubre o si el mismo se debe consensuar.

Debemos decir que, en términos generales, cualquiera de los dos caminos puede ser válido acorde a las circunstancias concretas. Pero es bueno agregar que cuando de unir tras de un proyecto común a diversos sectores con sus propias ideas particulares y, al mismo tiempo, una cantidad de candidatos de distintos perfiles que aspiran a ser ellos quienes representen al conjunto, lo mejor es ir a internas y que sea la sociedad quién determine con su voto el que debe encabezar.

Así lo demuestra la experiencia de los últimos diez años. Basta observar, por ejemplo, la derrota que tuvo Cristina Kirchner en el 2017 por no permitirle a Florencio Randazzo ir a internas con ella.

Se argumenta que ir a internas dificultaría la incorporación de sectores del radicalismo a nuestra alianza. No se entiende bien porqué. La UCR fue con su candidato, Ernesto Sanz, a las internas de Cambiemos en el 2015. Es más, Ricardo Alfonsín, su dirigente mas crítico con el gobierno de Macri, ha propuesto en reiteradas oportunidades que el radicalismo vaya a internas en Cambiemos con candidato propio. En febrero pasado dijo que “Lousteau le puede ganar a Macri en las PASO”. ¿Cuál sería entonces la razón por la que sectores radicales, que decidan abandonar la alianza con el PRO, no participarían en una interna de Alternativa Federal?

También se argumenta que el progresismo no se sumaría a la alianza si hay internas. Por lo pronto Libres del Sur, que es parte de Alternativa Federal, si lo haría. No he leído declaraciones sobre esta cuestión de Margarita Stolbizer y el GEN, pero se me hace difícil pensar que pueda ser este un motivo para que no formen parte de un gran acuerdo para derrotar a Macri y Cristina.

Con respecto al socialismo, bueno es recordar que en las elecciones provinciales del 2015, el Frente Progresista santafesino fue a internas entre Miguel Lifschitz (PS) y Mario Barletta (UCR), las que ganó el primero. Esto lejos estuvo de debilitar dicha alianza, sino que fue el instrumento concreto que abonó luego el triunfo en la generales; ya que permitió en las PASO un caudal de votos tal que mostraba posibilidades ciertas del progresismo de ganarle al candidato del PRO Miguel del Sel, lo que finalmente ocurrió.

En resumidas cuentas, en nuestra opinión el mejor camino para hacer fuerte esta tercera opción que estamos construyendo para las presidenciales, es que sea la ciudadanía con su voto en las PASO la que diga quién es el mejor de nuestros candidatos para representarnos en octubre.

El consenso debe manifestarse, en primer lugar, en señalar que nuestra propuesta nada tiene en común con la que representan Macri y Cristina. En segundo lugar, en un programa patriótico, realista y viable de salida de esta tremenda crisis a que nos han llevado. Finalmente, en tercer término, en la convocatoria a un gobierno de unidad nacional para poder llevarlo adelante.

Deja un comentario