Radio On line

Habilitan la gestión de fondos por U$S 200 millones para obras de infraestructura urbana

La Cámara de Diputados de la provincia aprobó por mayoría la Ley Nº3195 que autoriza al Poder Ejecutivo provincial a contraer uno o más préstamos por hasta 200 millones de dólares para obras de infraestructura urbana.
Lo hizo tras ser tratada sobre tablas con 26 votos positivos y 7 negativos. Los fondos se destinarán a financiar distintos proyectos “elegibles” en el marco de la Carta de Intención firmada el pasado 22 de abril con el Gobierno Nacional. La 8º sesión ordinaria del cuerpo comenzó a las 20:00 bajo la presidencia del vicegobernador Rolando Figueroa y con la participación de 33 diputados y diputadas. El cuerpo volvió a sesionar pasadas las 00:00 bajo la presidencia alternada con el vicepresidente 1º, Pablo Bongiovani.

El endeudamiento fue enviado por el gobernador Omar Gutiérrez y obtuvo los votos de los bloques MPN; Libres del Sur; NCN; PRO; UCR; Frente Renovador; UP-UNA; Adelante Neuquén; FRIN; el diputado Mariano Mansilla y la diputada Teresa Rioseco del Frente Neuquino; y el diputado del FpV, Javier Bertoldi. En forma negativa se pronunciaron los bloques Frente Grande; FIT; PTS-FIT; los diputados Eduardo Fuentes (FN) y Guillermo Carnaghi (FpV); y las diputadas Nanci Parrilli (FpV) y Ayelén Gutiérrez (FpV).

En su intervención como miembro informante, el diputado Mario Pilatti (MPN) enfatizó que “no se trata de un préstamo” sino de una “operatoria muy particular” y explicó que la clave es la figura del “convenio subsidiario de préstamo” a través del cual el Gobierno Nacional solicita los fondos a organismos internacionales y los transfiere a la provincia. De ese modo, Nación se convierte en fuente financiera y la provincia gestiona los proyectos. Remarcó que las propuestas deben tener doble aprobación: una por parte de la secretaría de Nación y otra por parte de los organismos internacionales.

A la vez, Pilatti destacó la conveniencia de acceder a fondos para la ejecución de obras y acotó que la provincia puede hacerlo porque tiene “una estructura presupuestaria sólida”. Valoró las condiciones ventajosas del crédito por el plazo de amortización mínimo de 12 años, con un período de gracia de tres años para abonar capital y una tasa de interés que no superará la tasa de referencia LIBOR para préstamos a seis meses, más un margen de 1,35% anual.

Desde el PRO, Carolina Rambeaud expresó el acompañamiento “con observaciones” y cuestionó la reticencia del Poder Ejecutivo provincial para informar el destino de los fondos y el banco de proyectos. En ese sentido, señaló que se obtuvo de parte del Gobierno Nacional un listado al que calificó “de buena fe”.

El diputado Santiago Nogueira (Libres del Sur) justificó el respaldo del bloque al considerar que se trata de “una oportunidad por los plazos y las tasas”; y aseguró que no representa “un cheque en blanco” porque está destinado a obras y no a gastos corrientes.

También con un argumento a favor, el diputado Gabriel Romero (FR) rescató las condiciones beneficiosas del préstamo y lamentó la ausencia del listado de obras. Por la UCR, Alejandro Vidal afirmó que “no estamos tomando deuda, estamos frente a la posibilidad de gestionar proyectos para obras”.

En contra de la ley se manifestó el diputado Guillermo Carnaghi (FpV), quien criticó la inexistencia de un detalle de obras que permita conocer el destino de los fondos e hizo lo propio con el tratamiento exprés que se le otorgó a la iniciativa. Su par del Frente Grande, Raúl Podestá, dijo que “endeudarse no es bueno ni malo pero hay que saber el cómo y el para qué; el cómo lo sabemos, el para qué no”.

El diputado Raúl Godoy (PTS-FIT) reconoció la necesidad de infraestructura y obra pública pero opinó que “la provincia tiene recursos de sobra” para llevarla adelante. En tanto, Eduardo Fuentes (FN) consideró que “es claramente un préstamo” y subrayó que “no se trata del listado de obras, sino de aprobar a libro cerrado montos trascendentes”. Desde el FIT, la diputada Angélica Lagunas sostuvo que la provincia no necesita contraer ningún préstamo para hacer las obras.

Deja un comentario