Radio On line

Guillermo Pereyra: “Una emergencia que dura 17 años, ya no es una emergencia, sino una consecuencia”

“Llevamos 17 años en emergencia alimentaria. Si dura tanto tiempo ya no es una emergencia, es un problema coyuntural que tenemos en Argentina producto de políticas erróneas que han venido aplicando los distintos gobiernos a pesar de las cuales la pobreza creció en forma exponencial”, expresó esta tarde el senador de la Nación por Neuquén, Guillermo Pereyra, al adelantar su acompañamiento al proyecto de ley que prorroga la emergencia alimentaria.
El proyecto, que llega con media sanción de la Cámara de Diputados, Prorroga hasta el 31 de diciembre del año 2022 la Emergencia Alimentaria Nacional dispuesta por el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 108/2002. En este sentido, dijo que se debe trabajar para fijar políticas públicas que creen empleo genuino, “esa es la única forma de reducir la pobreza”.

Por ese motivo, recordó que en la industria hidrocarburífera se estaba creando mucho trabajo, “principalmente en Vaca Muerta” y criticó las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional a partir del Decreto N°566 que cambiaron las reglas de juego “y le han dado un golpe muy fuerte a la actividad”. “Todos los sectores estamos comprometidos con este fin, pero vemos que el Gobierno Nacional está haciendo las cosas al revés y esto es lo que desanima”, indicó.

En esa línea, dijo que la medida inconsulta que congeló el precio del barril de crudo “avasalló los intereses de las provincias, titulares originarios de los recursos del subsuelo” y la resolución N°768 del Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich donde amplía el ámbito de injerencia de Gendarmería Nacional a Vaca Muerta, “pasa por encima de las autonomías federales”. “Neuquén es una provincia ordenada y no tenemos conflictos en Vaca Muerta para que envíen a la Gendarmería Nacional. Si se terminan de retirar las inversiones va a ser la muerte del no convencional”, agregó.

Pereyra mencionó el blindaje firmado por las organizaciones sindicales, del que participó como titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, pero advirtió que las medidas del Gobierno Nacional “crean desconfianza en nuestro país, porque no hay seguridad jurídica. Eso produce despidos, desempleo, desocupación; y no se está trabajando en las medidas que se tienen que tomar para generar empleo.

El senador no quiso dejar de recordar en el debate a los jubilados, “cuya jubilación mínima es de miseria y se vio agravada por una Reforma Previsional que terminó de destruir su poder adquisitivo y hace que cada mes vean reducidos sus ingresos producto de esa ley sancionada por este Congreso”. “Estamos sancionando una ley que alcanza casi al 40% de los argentinos, comencemos a revertir esta situación de una vez por todas”, remarcó al finalizar.

El proyecto en debate dispone un incremento de emergencia como mínimo del 50% de los créditos presupuestarios vigentes correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición; y faculta al Poder Ejecutivo Nacional a disponer las ampliaciones y reestructuraciones presupuestarias correspondientes. También faculta, desde el 1 de enero de 2020 y hasta que dure la emergencia, al Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación a actualizar trimestralmente las partidas presupuestarias correspondientes a políticas públicas nacionales en el área.

Deja un comentario