Radio On line

La propiedad privada es un derecho constitucional inviolable

El pacto social que nos convirtió en una Nación reposa sobre algunos derechos y garantías básicos, sin los cuales no sería posible la convivencia ni la identidad como país.
En la República Argentina una de esas garantías elementales es la inviolabilidad de la propiedad privada que consagró el artículo 17 de la Constitución Nacional, el cual manda que “…La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada…”.

Por su parte, el Código Penal recoge este precepto esencial en su artículo 181, en cuanto establece que despojar a otro de su propiedad es un delito y determina que “Será reprimido con prisión de seis meses a tres años: 1) el que por violencia, amenazas, engaños o abusos de confianza o clandestinidad, despojare a otro, total o parcialmente, de la posesión o tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre él, sea que el despojo se produzca invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o expulsando a los ocupantes; 2) el que, para apoderarse de todo o parte de un inmueble, destruyere o alterare los términos o límites del mismo; 3) el que, con violencias o amenazas, turbare la posesión o tenencia de un inmueble. (Modificado por ley 24.454).”.

Sobre la base de estos preceptos esenciales, la Sociedad Rural del Neuquén expresa su profunda preocupación por la serie de hechos violatorios de la propiedad privada, algunos de ellos incluso de carácter violento, que vienen sucediéndose últimamente con muy amplia difusión en los medios de prensa. Según parece, no se comprende por parte del gobierno que la propiedad privada presenta igual jerarquía y protección en el caso de pequeñas propiedades como en el de propiedades más extensas, generalmente indispensables para la producción y la explotación agrícola ganadera. Se aprecia una confusión acerca del asunto, y cabe destacar que merece idéntica protección la propiedad de un pequeño terreno, un departamento o una casa cerrados por sus medianeras y límites, como una fracción de campo desde su alambrado perimetral hacia adentro de la heredad, ya que la mayor extensión no le suma ni le resta a su condición de propiedad privada que merece idéntica e igualitaria protección que cualquier otra.

En este sentido, se debe desalentar cualquier actitud o pronunciamiento público que busque desconocer, o por lo menos desatender, nuestro sistema de derecho y la protección que el Estado debe brindar a la propiedad privada, necesaria para preservar los mandatos constitucionales, la paz y la convivencia en nuestro país.

De esta forma exhortamos los gobiernos Nacional y Provincial a que otorguen inmediata atención, recursos, y disposición para defender la propiedad privada por los medios que sean necesarios, sobre la base de que enfrentamos una problemática pública y general que afecta al país, y no solo a algunas personas.

Nosotros representamos a la producción esforzada, a la voluntad y a la cultura del trabajo sostenida desde varias generaciones para hacer de la Argentina un país próspero, que crezca a la luz de los principios esenciales de convivencia y respeto que nos dimos en la Constitución Nacional. No debemos permitir que la desatención del gobierno a esta problemática de constante violación de la propiedad, agravie y desconozca nuestro esfuerzo por construir una Nación grande, confiable en el marco de un estado de derecho sólido.

Deja un comentario