Radio On line

García Rambeaud: “Países con grietas no van a funcionar nunca”

El presidente de la Sociedad Rural del Neuquén (SRN), se mostró optimista por el puente tendido entre el sector productivo y el gobierno.
Por Carla Barbuto

En días en que el campo mantiene una compleja relación con el gobierno nacional, Diego García Rambeaud, presidente de la Sociedad Rural del Neuquén (SRN), se mostró optimista por el puente tendido entre el sector productivo y el gobierno de la Provincia.

Destacó el diálogo con las autoridades locales y levantó una bandera de alerta sobre el rumbo de la economía a nivel nacional. “En ambos niveles -el país y Neuquén- hay que ver al productor como un aliado. Creo que el productor es un aliado del país, es ‘EL aliado’ ”, enfatizó en diálogo con LM Neuquén.

– ¿Cómo surgió la idea de una jornada del 30 de enero, la cual en cierta forma reemplazó a la tradicional feria?

Fue una jornada que se gestó buscando la necesidad de continuar con la representación del campo y poder tener nuestra tradicional fecha de enero con actividades. Lógicamente la exposición rural era imposible hacerla, es un evento abierto a todo público en el que por día entran entre 6.000 y 7.000 personas.

Diagramamos esta jornada de trabajo y la vemos como algo muy positivo. Las autoridades siempre nos visitan en la rural pero es un contexto mucho más festivo y todos estamos distraídos. Se conversan temas pero, a veces, es difícil sentarse, dialogar, plantear el listado de pendientes y avanzar en la agenda de trabajo del año. La tranquilidad del predio nos permitió eso.

Dos semanas antes intercambiamos con las autoridades de cada ministerio un punteo de inquietudes. Fue muy bueno contar con la presencia de casi todo el gabinete. Nos sentamos afuera, siguiendo el protocolo, y se armaron cuatro mesas de trabajo en las que pudimos intercambiar opiniones sobre todos los temas, ellos venían con respuestas concretas e ideas para avanzar.

– ¿Cuáles fueron los temas más importantes?

La mesa de Seguridad trató el tema principal de la inseguridad que se vivió en 2020. Al inicio de la cuarentena, el campo siguió trabajando adaptándose y aunque había restricciones para circular en las rutas y los caminos internos, había más cuatrerismo, abigeato y furtivismo que en otros años. La gente que hace esto se movilizaba, salía y encontrábamos vacas, terneros, novillos, ciervos, jabalíes matados. Contabilizamos 120 vacas muertas, que es carne que entra en el sistema informal de venta con un riesgo hacia la salud de la población.

– Y encima, el impacto para los productores…

Por lo general matan a la vaca, que es nuestra fábrica. Para que esté en funcionamiento uno espera 3 años para sacar el primer producto y cuesta mucho retener una ternera y hacerla vientre. Es una apuesta que el productor hace porque nuestros contextos económicos varían mucho y las inversiones a largo plazo cuestan. Que a uno le maten a una vaca por parir y le dejen el feto tirado es muy fuerte.

Este es uno de los principales temas que se trató. La Brigada Rural de la zona, que abarca cuatro departamentos, trabaja en un área muy grande y lo está haciendo mejor que el año pasado. Han hecho trabajo de investigación -con las denuncias, fotos, redes sociales- vinculando todo para lograr allanamientos. Y se han hecho dos muy positivos a fin de año.

– ¿Cuál fue el resultado de estas investigaciones?

No recuperan el animal pero dan con la persona, con las armas, con el vehículo, con la vivienda y se inicia la causa. Esa gente está libre pero con formulación de cargos. Eso es lo que planteamos siempre: avanzar en la Justicia, que no quede en la denuncia. Las complicaciones que se generan al tener cargos y sin el vehículo o las armas imposibilita a la persona a seguir cometiendo ese delito. Es muy difícil que queden presos pero secuestrarles los medios es muy importante, ese es un pedido de la entidad a la Justicia.

– La Seguridad es un reclamo de mucho tiempo, ¿qué respuesta obtuvieron?

Es un reclamo largo y la buena voluntad está. Veremos cómo avanzan las causas para que estas voluntades se plasmen en la realidad.

Desde el gobierno dotaron de más móviles a la Brigada Rural. Nosotros insistimos en que las denuncias se puedan hacer de forma remota y que la brigada pueda labrar la denuncia en el terreno con una notebook tomando los datos en el lugar de los hechos.

Todos estos son puntos que se trataron el 30, junto con el respeto a la propiedad privada. Para nosotros, el alambre es un límite inviolable por más que las extensiones son muy grandes. Donde hay un alambrado, comienza una propiedad privada. Saltar un alambre e ingresar a un predio es tan significativo como saltar una medianera para entrar al patio de la casa. Se ha desvirtuado y perdido el respeto pero debe quedar claro que un alambre es el límite.

La cadena virtuosa de la ganadería

– También se armó una mesa para tratar temas de producción, ¿no?

Si, se hizo un punteo de sugerencias para el Plan Bovino que redunda en hacer un uso más eficiente de los recursos. Para iniciar un ciclo de cría de hacienda hay que tener forraje, los campos deben estar cuidados, hacer un manejo sustentable de los pastizales… Son aspectos productivos de base para iniciar una cadena virtuosa de la ganadería.

La conservación de los pastizales, un buen uso y un pastoreo regenerativo son puntos muy técnicos pero muy importantes para no tener que salir a salvar situaciones por falta de forraje y que normalmente generan un gasto de consideración para el estado provincial.

El eslabón de los engordes tuvo un gran desarrollo cuando la barrera sanitaria se instauró y empezó a funcionar y le da un potencial a las provincias del sur de la barrera muy grande. Las provincias dejaron de ser exportadores de terneros para retenerlos, agregar valor, generar faena y ha tenido un efecto muy positivo. Sigue faltando más inversión; uno ve que el productor como cualquier empresario o inversor en el país evalúa un montón de factores y el contexto económico es tan difícil que las inversiones son cautelosos. Hay que generar esa seguridad para el productor, y este es un tema a nivel nacional, pueda invertir con la certeza que no habrá cambios como los que vemos del gobierno nacional que ponen precios máximos o restricciones a la comercialización…

– ¿Qué otros temas se trataron?

Estuvimos tratando temas de las cacerías deportivas y el manejo de plagas. El jabalí, conejo y la rosa mosqueta son todas especies que están siendo un problema y hay que buscar soluciones. También planteamos la necesidad de destrabar la burocracia de los trámites para la habilitación de la caza, de permisos para raleo. Tuvimos una mesa sobre las gestiones en Catastro para agilizar los trámites y otro gran tema es el uso eficiente de los recursos hídricos. El productor neuquino sabe utilizar muy bien el agua. Otra mesa fue con Vialidad y allí se planteó que hay una falta de mantenimiento importante no sólo en las rutas sino en los caminos secundarios.

“Un estado enorme, ineficiente y sobredimensionado”

– ¿Cómo ves la economía nacional?

El 30 estuvo presente Daniel Pelegrina, representante de nuestra entidad madre, y él lo planteó claramente: un contexto inflacionario, vaivenes de la moneda, presión sobre las pymes y la propiedad privada, sin seguridad jurídica, intervenciones a empresas… son todas señales muy negativas para el sector privado en general, sea cual sea la actividad.

Se pide a las autoridades nacionales que haya una garantía y una tranquilidad. Si las señales son las que son, el productor no invierte, el empresario no invierte y se queda a la espera, se resguarda de embates como el impuesto a las grandes fortunas o el alza de tasas. Son malas señales, producto de un estado enorme, ineficiente y sobredimensionado.

Pero pase lo que pase el productor continúa su ciclo, es muy raro que el productor salga de su ciclo y su meta siempre es producir más. Eso es lo que sacará adelante a las economías regionales y va a generar la reactivación de la economía.

El campo implica inversiones a largo plazo y, ¿cómo hace el productor para pensar a 10 años si no sabes lo que pasará en 2? Uno plantea un desarrollo sin la certeza de qué pasará con esa producción, siempre en un tiro de suerte para ver qué pasa.

– ¿Hay un puente tendido con el gobierno nacional o está roto el diálogo?

Es un puente complicado pero la entidad siempre mostró intención de diálogo. Se han presentado las propuestas por escrito y no se han obtenido las respuestas que esperábamos. Pero el diálogo es la base de la política en nuestra entidad y se lo busca aunque sea difícil. Sin diálogo es algo malo para las dos partes, para el gobierno y para los productores.

– Si estuvieras frente al presidente Alberto Fernández, ¿qué le dirías?

Uy, ¡qué buena pregunta! Hay muchas cosas para decirle pero creo que los argentinos somos unos solo, y es importante volver a la unión y dar la certeza para que las actividades puedan volver a su cauce normal y romper las grietas. Creo que países con grietas como las que hay no van a funcionar nunca. Le diría eso para empezar el diálogo.

Si lo paso a nivel provincial´, destaco que estamos siempre en contacto, en los consensos y disensos y la Sociedad Rural de Neuquén tiene un diálogo permanente con el gobierno provincial.

Generar un espacio como esta jornada y que el gabinete vaya a Junín de los Andes y se siente con nosotros, nos escuche… No sé en cuántas provincias del país se da. Si esto lo pudiéramos replicar a nivel nacional, ¡qué virtuoso sería! A nivel nacional y provincial hay que ver como un aliado al productor. Creo que el productor es un aliado del país, es “el aliado”.

– Nos queda por charlar sobre el aumento en el precio de la carne…

Para cualquier producto que salga del campo, el productor primario nunca es formador de precio, es el primer eslabón y luego intervienen un montón de procesos que hacen que cargue más costos. Uno de los factores de mayor impacto son los impuestos que se pagan a lo largo de toda la cadena. Desde el productor primario hasta el que coloca el producto en la góndola, hay impuestos que van del 35% al 60%. Eso hace que el consumidor final pague esa carga para que la cadena trabaje, nadie lo hará a pérdida. Hay un aumento de precios en todos los productos, no sólo los del campo, y es por la inflación.

Deja un comentario